Embarca Data 04: Desafío de diseño. Etapa de validación.

Una vez elegido el problema y objetivo de tu proyecto, es importante entender profundamente las necesidades de las personas para las cuales estás buscando una solución.

En esta fase es clave conversar con esas personas que conozcas profundamente, validar con ellas si el problema que deseás resolver también les molesta lo suficiente como para querer solucionarlo.

[ 9 de cada 10 emprendimientos fracasan al salir al mercado porque han diseñado una solución que nadie necesita, porque no hicieron esta etapa de entender profundamente las necesidades, problemas, motivaciones y frustraciones de los clientes o usuarios potenciales. ]

Escuchar a las personas te va a abrir una posibilidad más alta de éxito en las soluciones que vas a idear, ya que van a estar dirigidas a resolver una necesidad validada en un mercado potencial.

Te contamos tres métodos para que elijas en esta etapa de validación:

1) Aprender de las personas.

Pasá tiempo de calidad con las personas para obtener insights e inspiración de quienes serían los consumidores finales.

Para esto es necesario:

– Definir a tu audiencia: Pensá en las personas o grupos que están, directa o indirectamente, involucradas en tu desafío.

– Planificá la logística: Pensá qué querés hacer con cada participante. Armá una estrategia sobre a quién hablarle, qué preguntarles y qué información necesitas reunir.

– Creá un ambiente de confianza: Iniciá una conversación sobre algún tema que no se relacione a la investigación para hacer que el entrevistado se sienta cómodo.

– ¿Qué capturar? Tratá de encontrarte con las personas en sus lugares de trabajo o vivienda, esto te va a ayudar a saber más qué les importa. Escribí frases textuales de lo que dice la gente, así podés conocer mejor a la persona a través del lenguaje que usa. Tomá fotos o grabá videos para hacer tu investigación más visual, más significativa, y más fácil de recordar.*

*No te olvides de pedir permiso antes de hacerlo.

2) Aprender de los expertos.

A veces es necesario más contexto o historia sobre el desafío de diseño. Para eso se puede recurrir a entrevistas con expertos o a una investigación secundaria.

– Entrevistas con expertos: Elegí personas que son expertas en el tema sobre el que estás investigando. Te pueden comentar sobre innovaciones recientes y ofrecerte la perspectiva de organizaciones, gobiernos, etc. 

*Prepará preguntas para guiarte en tu entrevista así aprendes con un objetivo en mente.

– Investigación secundaria: Obtener la información suficiente te va a ayudar a manejar mejor el desafío de diseño elegido. Tratá de encontrar innovaciones recientes que pueden ser de índole tecnológica, de comportamiento o cultural. Buscá qué otras soluciones se han implementado y aprende qué ha resultado y qué no.

3) Sumergite en el contexto.

Para aprender profundamente de las personas para las que estamos diseñando, no hay mejor manera que sumergirte en sus vidas y comunidades, ver dónde y cómo viven o trabajan.

Unos tips a tener en cuenta para esta metodología:

– Planificá tu observación: Elegí una experiencia que te pueda dar información sobre tu desafío. Por ejemplo, si estás buscando conocer sobre nuevas maneras para proveer opciones de comida más saludable, podrías visitar un café o un restaurante de fast food durante la hora del almuerzo y observar el espacio mientras comes.

– Capturá lo que ves: Anotá detalles concretos junto con tus impresiones. Mapeá los diferentes momentos de tu experiencia desde el principio al final. Escribí las emociones que sentiste en cada momento de tu experiencia ¿Qué fue lo inesperado, lo más desafiante?

Es importante lograr entender a aquellos que serán tu público el día de mañana. Lograr solucionar el problema y abarcar todos los aspectos necesarios. Con estos métodos pasá con éxito la etapa de validación.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

¿CÓMO ME CONTACTO?

Dejanos acá tu consulta o propuesta.

Si querés recibir inversión de nuestro fondo, aplicá desde el botón. PRESENTÁ TU STARTUP en el menú.

¿DÓNDE ESTAMOS?

Campus Olegario: Olegario V. Andrade 315, Ciudad de Mendoza.